La apotema de un hexágono es la mínima distancia existente entre uno de los lados y el centro del polígono regular en cuestión. Para poner en práctica la fórmula de la apotema de un hexágono deberás desarrollar la fórmula del área del hexágono que hemos señalado anteriormente, hasta conseguir despejar la incógnita de la apotema. Un triángulo es un polígono con tres lados. Sabemos que el área de un rectángulo es , donde b es la base y h es la altura del rectángulo. Usando la fórmula para el área de un rectángulo, podemos encontrar el área de un triángulo. Una diagonal de un rectángulo separa al rectángulo en dos triángulos congruentes.

De este modo, la apotema del octágono regular será igual a la altura de cada uno de estos triángulos y el lado igual a la base, que son los dos elementos que necesitamos para calcular el área de un triángulo.